10 consejos (de moda) para saber estar en la playa

10-consejos-de-moda-para-saber-estar-en-la-playa

No hace falta ser Audrey Hepburn para tener estilazo a toda hora y en todo lugar; incluido el verano en la playa. Tan solo hay que seguir una serie de normas estéticas, la mayoría de ellas escritas a base de sentido común, para lograrlo.

Porque, junto al mar y sobre la arena también se puede y se debe vestir bien. ¿Quieres saber cómo? Pues lee esto atentamente antes de hacer la maleta para tus vacaciones.

1. Sé coherente con los accesorios

se-coherente-con-los-accesorios

¿Sombreros, pañuelos y turbantes? Sí, claro. ¿Gafas de sol? Por supuesto; cómo no. ¿Diamantes, zafiros y rubíes? Jamás de los jamases. Porque a veces la mayor demostración de estilo es la coherencia, en la playa tan solo deben lucirse complementos que, además de mejorar y personalizar el lookcumplan una función útil. Tatúatelo a sol.

ADEMÁS: Las joyas de Elizabeth Taylor

2. Aprende (de una vez) a elegir traje de baño

aprende-a-escoger-tu-traje-de-baño

Bikini, bañador, trikini, tankini o incluso braguita y topless: las opciones de estilo sobre la arena son infinitas. Dan igual las modas; dan igual convenciones sociales. A la hora de escoger (bien) un traje de baño, lo único que importa es que te siente bien, te guste y te funcione a ti. Tanto en la forma como en los colores y/o estampados, el estilo swimwear ideal solo tiene una norma y se trata de la que marcan tu silueta y tu personalidad. Aunque te cueste muchos años (y otros tantos disgustos estéticos) aprenderlo, al final lo hallarás.

Por cierto: la playa nudista también es una opción, una opción maravillosamente estilosa, libre y natural que deberías probar al menos una vez en la vida.

3. Haz del pañuelo tu mejor amigo

haz-del-pañuelo-tu-mejor-amigo

Un simple pañuelo de seda puede convertirse en la pieza clave de tus estilismos playeros. Decántate por uno liso y sin florituras, rectangular, que puedas llevar tanto doblado en el pelo como de pareo o top al extenderlo y él, a cambio, te lo agradecerá salvándote la vida fashionista en más de una ocasión.

4. No te maquilles (demasiado)

no-te-maquilles-demasiado

Mejor que no lo hagas pero, si no puedes vivir sin un toque de blush, la máscara de pestañas negras o el corrector de ojeras, es fundamental que uses productos de maquillaje waterproof y con protección solar alta que además casi ni se noten. Para ello, huye de los colores estridentes, de las fórmulas con pigmentos brillantes y del efecto careta; y apuesta por las cremas de rostro con color, los eyeliners en tonalidades tierra y los labiales transparentes pues no hay nada más antiestético y menos cool que parecer una muñeca de cera en la playa. 

ADEMÁS: Trenzas por doquier: 50 ideas para lucirlas en verano

Pero, en serio, convéncete: todo ese makeup en realidad no te hace falta. Ni en la playa, ni en ningún otro sitio. ¡Viva la naturalidad!

5. "Viste" tu bikini

viste-tu-bikini

Si llevas bikini, hazte con una camisa blanca básica una o dos tallas mayores que la tuya, un kimono de aires orientales o una túnica de inspiración 70's. Póntelos sobre el traje de baño cuando no estés en el agua o tomando el sol; así como quien no quiere la cosa. Y, luego, mírate bien (en foto también vale) para darte cuenta de que tu dos piezas derrocha tanto estilo como tú misma.

6. Utiliza el calzado adecuado

utiliza-el-calzado-adecuado

Nunca vayas a la playa en tacones. Bajo ningún concepto. Tampoco, claro está, con botas over the knee, mocasines o cualquier otro tipo de zapato que no grite sol, mar y verano a los cuatro vientos porque, entonces, la única brisa que ondeará en tu look será la que mueve la bandera roja de las meteduras de pata de moda. Como mucho, puedes llevar zapatillas de tela y arriesgarte a que se te llenen de arena; pero con unas sandalias planas, unas cangrejeras o unas alpargatas de las de toda la vida triunfarás seguro (y sin problemas de transpiración).

7. Fuera de la arena, siempre con camiseta

Fuera de la arena, siempre con camiseta

Ni el chiringuito ni el paseo marítimo son la playa. Son el chiringuito y el paseo marítimo. A pesar de que mires a tu alrededor y se te haga complicado encontrar a alguien con el torso cubierto (independientemente de su género), tú debes ser más fuerte que todo eso y tener claro que, tanto por estética como por higiene y educación, has de ponerte la camiseta, o el vestido, o cualquier prenda que tengas a mano nada más poner un pie fuera de la arena en lugares no naturistas. ¡El respeto a los demás es lo primero!

8. Apuesta por el estilo navy

apuesta-por-el-estilo-navy

Es un clásico que nunca falla. Lo popularizó Coco Chanel, después de quedar extasiada con las camisetas de rayas de los marineros franceses de principios del siglo XX durante uno de los viajes a la costa que realizó con su amante.

Blanco, azul marino y rojo con un toque gold; camisetas básicas, bermudas, vestidos vaporosos y pantalones tobilleros; accesorios divertidos como una gorra de capitán de barco o un bolso con nudos de pescador como asa; anclas, tiburones, barreras de coral, veleros, ojos de pez, sirenas. Piensa en el mar y... acertarás.

9. Protege tu piel y tu pelo del sol

protege-tu-piel-y-tu-pelo-del-sol

La salud es lo más importante. Y, si en verano no quieres dejar de lado la de tu piel y tu pelo, establece como primera regla de estilo playero utilizar protección solar tanto en el rostro y en el cuerpo como en el cabello. Si además, la completas con accesorios como canotiers, sunglasses de inspiración Bardot o bandanas de colores (véase el punto 1), tu outfit ganará puntos extra en allure.

10. Ante la duda, total black

ante-la-duda-total-black

¿No sabes qué colores de entre los varios que "se llevan" este año escoger para tu ropa y complementos de playa? ¿Todos los escaparates están llenos de, por poner un ejemplo, tonalidades azules pero sin embargo tú eres más de rojo? No problem: el matiz más elegante, seguro y atemporal que existe, el negro, siempre va a estar ahí para ayudarte. Cualquier look gana en sofisticación si se tiñe de negro. Prueba a coordinar traje de baño, accesorios y actitud en noir, sin ninguna concesión al arcoíris, y te convertirás de modo instantáneo en la estrella de cine que siempre fuiste sobre la tumbona.

Fotos: Gtres