Antes y después: así han adelgazado los concursantes Supervivientes 2018

< >
romina-malaspina-despues
Romina Malaspina después
romina-malaspina-antes
Romina Malaspina antes
melissa-vargas-despues
Melissa Vargas después
melissa-vargas-antes
Melissa Vargas antes
sergio-carvajal-despues
Sergio Carvajal después
sergio-carvajal-antes
Sergio Carvajal antes
logan-sampedro-despues
Logan Sampedro después
logan-sampedro-antes
Logan Sampedro antes
maestro-joan-despues
Maestro Joan después
maestro-joao-antes
Maestro Joao antes
maria-jesus-ruiz-despues
María Jesús Ruíz después
maria-jesus-ruiz-antes
María Jesús Ruíz antes
hugo-paz-despues
Hugo Paz después
hugo-paz-antes
Hugo Paz antes
raquel-despues
Raquel después
raquel-antes
Raquel antes
francisco-despues
Francisco después
francisco-antes
Francisco antes
sofia-suescun-despues
Sofía Suescun después
sofia-suescun-antes
Sofía Suescun antes
alberto-isla-despues
Alberto Isla después
alberto-isla-antes
Alberto Isla antes

Dos meses han pasado desde que la edición más exitosa de 'Supervivientes' comenzara su andadadura. 

Como es habitual, el paso de las semanas, la falta de comida y las condiciones extremas del reality, han hecho mella en los concursantes. En algunos más que en otros. 

La pérdida de peso es palpable, especialmente, en el caso de los concursantes más musculados. Y es que, acostumbrados a hacer 5 o 6 comidas al día, y cambiarlas por una, y si hay suerte, es lógico que el cuerpo se resienta. 

ADEMÁS: ¿Dónde está el límite en 'Supervivientes'?

No obstante, en las participantes también se dejan notar los estragos de Cayo Paloma. De hecho, hay semanas en las que las fuerzas flaquean, a causa de esta falta de alimento. 

No obstante, es cuando se compara el antes y el después, cuando se ve la realidad de muchos concursantes. Una realidad que, en algunos casos, llega a ser preocupante. En otros, véase Francisco, el cambio es a bastante mejor

ADEMÁS: 'Supervivientes' Francia cancelado por una denuncia de agresión sexual

Y ojo, que todavía queda más de un mes de reality. La cosa puede ir a peor todavía. 

Fotos: Mediaset