Hay que quererla: Amaia (OT) se dibuja los pelos en las axilas que le quitaron con Photoshop

amaia-garcia

Amaia Romero es diferente. La ganadora de 'OT 2017' y representante de España en Eurovisión, junto a Alfred García, no deja pasar un día sin multiplicar la admiración de todo un país por su actitud y simpatía. 

La cantante ha dejado claro en casi cuatro meses de programa que tiene una personalidad arrolladora, que no encaja en clichés y que su feminidad es y será como ella quiera. Este punto quedó bien claro cuando  se negó a depilarse las piernas en la Academia con un mítico: "Tengo muchísimo pelo pero me la suda". 

Es más, en la final del talent, todo un fenómeno televisivo, Amaia se presentó con un vestido sin mangas que dejaba ver la axila rasurada pero no sin atisbo de pelo como es habitual en la mayoría de mujeres. 

ADEMÁS: Cuando un bebé desbarata tu vida y es lo mejor que te ha podido pasar

Cosas de la vida, cuando TVE ha lanzado el recopilatorio de las canciones que ha cantado la ganadora del talent, acompañado de una revista especial, el vello de Amaia había desaparecido por arte de magia. Bueno, por arte de la edición de fotografía. 

Con lo que no contaban en TVE era con la 'venganza' de la propia Amaia. Resulta que quien solicitara este pack a unos grandes almacenes, le llegaba la revista con un autógrafo de la cantante. Pues bien, las revistas enviadas no sólo llevaban el autógrafo, sino un añadido inesperado. 

ADEMÁS: Amaia denuncia el machismo de OT: PlayStation para ellos; espejo para ellas

Amaia se había dibujado, modo Paint, los pelos que le habían eliminado de las axilas. Sí, la calidad del dibujo no es elevada pero el simbolismo del gesto es abrumador. Sobre todo, días después de una manifestación del 8 de marzo que congregó a millones de mujeres en toda España. 

Amaia es puro feminismo. Amaia es puro amor. Amaia es una artista gloriosa con pelos en las axilas. ¿Y qué? La queremos lo mismo, incluso más. Por cierto, este detalle deja claro que ha sido la propia Amaia quien ha firmado cada una de las revistas. Lo dicho, hay que quererla. Mucho. 

Fotos: TVE y Twitter