Lo que ocurrió tras la 'detención' de Joaquín Reyes disfrazado de Puigdemont

joaquin-reyes

El pasado mes de febrero, una noticia dejó en evidencia el estado de nervios y absurdez en el que estaba todo un país. Un vecino de Torrejón de Ardoz (Madrid), avisaba a la Policía porque Carles Puigdemont, ex president de Catalunya, estaba en el Parque Europa bailando, agitando senyeras y riéndose de los españoles de bien. 

Al minuto, varias patrullas de Policía se presentaron en el parque para detener al 'delincuente' más buscado del país. Para sorpresa de todos ellos, no era Carles Puigdemont sino Joaquín Reyes, customizado del político catalán, preparando uno de sus celebrities para 'El Intermedio'. 

¿Quién iba a pensar que a Carles Puigdemont no le hubiera dado un ataque de catalanidad y se hubiera ido a Madrid a agitar banderitas mientras bailana? ¡Qué chorprecha!

ADEMÁS: Lo estabas esperando: Joaquín Reyes se mete en la piel de Aznar (sin bigote)

Tal y como contó Joaquín Reyes, todo quedó en una anécdota y tanto él, como sus compañeros, como los agentes de la ley, se echaron unas risas en el famoso parque de Torrejón. Y ahí quedó la historia. Hasta este miércoles, que el cómico ha desvelado un detalle que deja claro el nivel de tensión y desconfianza de las autoridades con respecto al tema catalán. 

"Durante un trayceto bastante largo, nos siguió un autobús de la Guardia Civil. Todo de incógnito que puede ir un autobús de la Guardia Civil".

ADEMÁS: El Trump de Joaquín Reyes arrasa en USA

¿Pensaban que el auténtico Carles Puigdemont le había asesorado con el disfraz e iba escondido en el maletero? ¿Pensaban que debajo de Joaquín Reyes estaba Chiquetete con un careta, y a su vez, debajo de éste, estaba Carles Puigdemont? ¿Pör qué siguió la Guardia Civil al convoy de la Sexta? Nadie lo sabe. 

Por suerte, parece que el asunto catalán se ha calmado un poco y, sobre todo, los vecinos analizan las situaciones dos veces en su cabeza, antes de hacer acusaciones que, pensadas fríamente, resultan absurdas. 

Fotos y vídeo: Atresmedia