Antonio Banderas Y Melanie Griffith firman el divorcio: sus mejores momentos

< >
Un buen momento fue la inauguración de la estrella de Banderas en Hollywood
En Málaga compartieron hasta paseos por el museo
Asomados a un balcón de Málaga durante la Semana Santa fue un clásico
Debe de ser uno de los tatuajes más conocidos de una actriz
Hasta en recepciones con la realeza se pudo ver a Melanie y Antonio Banderas
Fueron una pareja de las más retratadas de Hollywood
Se les pudo ver juntos en la gala de los Goya
Verles besarse en un photocall era más que habitual

Les unió el rodaje de Two Much, primero fueron rumores que parecían infundados, pero poco tiempo después se convirtieron en realidad. La prensa del corazón ya tenía nueva pareja en la que fijar sus flashes y durante, un tiempo, fueron el vivo ejemplo de pareja sólida, inasequible a cualquier golpe eventual. 

Los inicios, no fueron cómodos para ninguno de ellos, ya que tanto Antonio Banderas como Melanie Griffith estaban en ese momento casados. Él con Ana Leza, y ella, con el actor de Corrupción en Miami, Don Jhonson (con quien tenía ya hijos en común). Pese a todos los impedimentos que pudieran tener, ambos oficializaron su enlace doce meses después. Se convirtieron en uno de esos matrimonios estables, tan poco frecuentes en Holllywood, que permanecieron unidos durante 18 años.

Pero el pasado año, dieron a conocer a todo el mundo la noticia que se venía cociendo durante meses atrás. Se separaban, por diferencias insalvables entre ellos, que ni siquiera el vínculo común de su hija Stella del Carmen podía reparar. Ahora, una vez que se ha oficializado su divorcio es buen momento para recordar que durante un tiempo, fueron la viva imagen del matrimonio feliz. 

Una pareja muy sólida durante dos décadas 

Se hicieron unos habituales en la Semana Santa de Málaga. Él, que es hermano de una de las cofradías más importantes de la capital de la Costa del Sol le quiso mostrar a la actriz las costumbres de su tierra. Ella, se mostraba entusiasmada al ver la pasión con la que gente asistía a los pasos y al desfilar de los nazarenos. 

En esos momentos, también era frecuente verles veranear en Marbella, casi que se convirtió en una tradición. Los dos tiraban de amabilidad, y ella intentaba hacerse entender en español. Y es cuando dejó una de sus frases para el recuerdo, aquella de: Antonio te quiero un jartá  que tanto gustó a todo el mundo. Como su tatuaje de un corazón con el nombre de Antonio, dentro de él. Nada hacia presagiar que aquella relación que comenzó en el rodaje de Trueba; en la que Banderas le intentó pedir matrimonio en una playa, pero la presencia de Kim Basinger y Alec Baldwin, le frenó; terminara en ruptura.

Siempre les quedará Stella del Carmen

Fueron muchas las anécdotas de una de las parejas más queridas de Hollywood, durante estas casis dos décadas juntos. Quizá su gran momento llegó al poco de casarse, ya que pocos meses después del enlace llegó al mundo Stella del Carmen, que es uno de los últimos vínculos que les quedan. De hecho, recientemente se pudo ver junta a la ex pareja, en la graduación del instituto de su hija. Primera vez, después de que hiciera pública la separación. 

Eso sí, siempre quedará para el recuerdo todo el archivo de fotos de ellos unidos, llegando incluso a hacerlo profesionalmente. Pues en la primera cinta como director del malagueño, Locos en Alabama, fue su esposa la encargada de protagonizarla. El dúo que formaron recibió muy buenas críticas. Eran sus mejores años. Todos los problemas posteriores de Melanie con el alcohol y las drogas dificultaron mucho que la relación siguiera a flote. Ahora, ya son oficialmente ex pareja. 

Fotos: Gtres, redes sociales